Maneras practicas de incorporar el ejercicio en tu vida. ¡Manos a la obra!

Verídica ha sido cierta frase sido citada en muchos sitios de Internet, libros y revistas por mucho tiempo, escrita por el doctor Walter Bortz II dice así: «No existe ningún fármaco actual ni en perspectiva que pueda ofrecer tanta garantía de buena salud como una vida de ejercicio físico regular». Estas palabras siguen siendo ciertas hoy día.

Sin embargo, a veces resulta complicado incorporar una rutina de ejercicios en nuestra rutina diaria. Por eso aquí te dejamos varios consejos prácticos. Antes de empezar te aconsejamos que empieces por mejorar tus hábitos y vayas poco a poco. 

¡Lo que puedes hacer!

       1. Cambia tu modo de pensar. 

Algunas personas piensan equivocadamente que como no tienen problemas de peso, no necesitan hacer ejercicio. Aunque un programa de ejercicio sin duda beneficia a las personas que tienen sobrepeso u obesidad, incrementar la actividad física de seguro mejorara tu salud en general y te ayudara a prevenir enfermedades graves, entre ellas determinados tipos de cáncer. Incluso el ejercicio físico puede reducir la ansiedad e incluso prevenir la depresión.

Así que debemos empezar por ver los muchos beneficios que nos aportara incrementar nuestra actividad física.

       2. Aumenta tu actividad en tus labores diarias. 

Ciertos estudios han demostrado que las personas sedentarias pueden beneficiarse mucho si tan solo aumentan la frecuencia de algunas actividades cotidianas que exigen un pequeño esfuerzo. Puedes hacer lo siguiente:

  • Utiliza las escaleras en vez del ascensor, o sube un tramo en ascensor y otro por las escaleras.
  • Si te trasladas en tu propio vehículo, acostúmbrate a dejarlo a cierta distancia de tu lugar de destino, o si  lo dejas en un estacionamiento dé varias plantas, escoge uno que te permita utilizar las escaleras.
  • Camina al mismo tiempo que conversas. No siempre hay que estar sentados para hablar informalmente con amigos o parientes.
  • Si tu trabajo es sedentario, busca oportunidades de trabajar de pie y muévete siempre que puedas.
Beber abundante agua tiene muchos beneficios para la salud. Debes procurar beber 8 vasos de agua al día. Hacerlo hará que tú corazón funcione adecuadamente. Toma agua antes, durante y después de cada sesión de ejercicios.

Algunos ejercicios

1. Caminata rápida. Empieza caminando como lo haces normalmente. Luego alarga el paso y aumenta el ritmo. Trata de alcanzar una velocidad de 4 a 9 kilómetros por hora. Lo único que necesitas es calzado cómodo y un camino.

2. Jogging o Trote. Básicamente es correr a un ritmo lento y constante. Es importante que lo hagas sin excederte para evitar lesiones y es recomendable hacer ejercicios de estiramiento antes y después.  

3. Bicicleta. Si dispones de una bicicleta puedes utilizarla para hacer ejercicio de forma mas eficaz y amena. Haciéndolo puedes quemar hasta 700 calorías en una hora. Pero ten cuidado y mantén las precauciones necesarias.

4. Natación. Nadar es muy recomendado para las personas con problemas articulares ya que contribuye a mantener tus articulaciones flexibles y proporciona casi las mismas ventajas cardiovasculares que el jogging. A menudo es recomendado para personas con problemas de espalda o de peso, así como a las mujeres embarazadas. Es muy efectiva ya que permite ejercitar los principales grupos de músculos del cuerpo. Eso si, evita nadar solo.

5. Pesas y estiramientos. Bien utilizadas las pesas no solo desarrollan la musculatura, también incrementan la densidad ósea y ayudan a reducir la grasa corporal, de modo que pueden prevenir enfermedades como la osteoporosis. Los ejercicios de estiramientos mejoran la circulación y ayudan a que las articulaciones adquieran mas movilidad. Conviene que antes de empezar leas textos serios especializados o sigas las recomendaciones de tu medico.

Los profesionales de la salud recomiendan consultar al medico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios intensos.

Una recomendación muy importantes es que seas regular. Lo importante es adquirir el habito. Puedes buscar maneras practicas de hacerlo, como las que te hemos recomendado en este artículo. No hace falta dedicar muchas horas para que la salud mejore significativamente. Cuando observes los beneficios vas a esperar con alegría tus próximas sesiones de actividad física. 

Dedica al menos un mínimo de treinta minutos al día tres veces por semana a hacer alguna actividad física, muévete mas, camina por lo menos 100 metros al día, no permanezcas tanto tiempo sentado. Tal como buscamos tiempo para comer y dormir debemos buscarlo para mantenernos activos físicamente. Esto requiere autodisciplina y una buena organización personal. Pero recuerda que el esfuerzo vale la pena.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Estas a un paso de encontrar lo que necesitas para mantener tu cuerpo y mente saludables.
¿Te podemos ayudar?